Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘La Doble’ Category

Como siempre, Mamá me manda a comprar las cosas de la comida a diez minutos de la hora de cierre del almacén. Es natural en ella, el momento de iluminación que tiene para darse cuenta de que le faltan algunas cosas, siempre pero siempre, lo tiene a las 8.20.

Y como siempre está la Doble, que es victima conmigo de ese tipo de transtornos de mi madre. Pero al menos hace que ir al almacén sea más entretenido. No sé como hace esta chica pero siempre sale con algún delirio.

Hoy por ejemplo y no hace más de diez minutos estabamos comprando y ella me señalaba mucho a unos nenitos que estaban detrás nuestro, robandose mandarinas mientras el dueño del negocio nos atendía a nosotras. Por supuesto, yo nunca me doy cuenta de nada, así que cuando salía del negocio la Doble me dice esto:

La Doble:

¿Viste a los sobrinitos del Schiavi afanandose mandarinas? yo te estaba haciendo señas y vos ni bola. Uno lo tapaba y el otro se las iba guardando.

Pupolina:

No, no me di cuenta. Igual dentro de todo al menos roban mandarinas. Peor sería que anden robandole a las viejas del barrio, como hacen los de acá a la vuelta.

La Doble:

Si todo bien ¿pero mandarinas? ¡con el frío que hace! ¡te ca*** de frío comiendo mandarinas a esta hora!

Pupolina:

Bueno, pero tienen hambre. Peor es nada.

La Doble:

¡Pero ya que van a afanar que se afanen mandioca por lo menos!

Read Full Post »

Un día me encontraba sentada en la vereda, debajo del árbol, con la Doble y Marcelo. En lo que, por la vereda de en frente y con su bastoncito blanco iba caminando Don Héctor. Y se generó este debate:

Marcelo:
Ese tipo no es ciego. Mirá como va…

La Doble:
Si que es ciego. Además yo siempre lo acompaño a la casa, lo llevo del brazo para que no se vaya a tropezar. Pobre…siempre anda solo.

Marcelo:
¡No nena!, ese tipo no es ciego ¿tan pelotu** vas a ser? ¿no te das cuenta? El tipo se hace el ciego para mirarles el culo a las minas, y en tu caso para manosearte un poco las tetas con el codo.

La Doble:
¡Que sí tarado! Es ciego.

Marcelo:
¡No nena! ¡No es ciego!Mirá como esquiva el aut…

¡Pum!

Para que nadie empiece a llorar a moco tendido por Don Héctor les voy a contar: Había un auto estacionado en la vereda de en frente. Nada más.

Read Full Post »